Close

8 elementos clave en los que se fijan los asistentes a una boda

8 elementos clave en los que se fijan los asistentes a una boda

En plena época de bodas como nos encontramos, ya habremos escuchado más de una crónica sobre alguna boda o evento en general que haya tenido lugar esta primavera. Con un restaurante como principal telón de fondo cuando asistimos a una celebración, a todos se nos despierta ese espíritu crítico, esas ganas de comentar cada detalle y expresar, copa de vino en mano, nuestra opinión a amigos y familiares

Igual que siempre lo hemos hecho, está claro que cuando llegue nuestro día, también lo van a hacer con nosotros. Si queremos una boda perfecta, tendremos que cuidar todos los detalles al milímetro, y contar con la colaboración inestimable del restaurante. De esta forma lograremos que la idea de fiesta, de boda y de evento que llevamos en la cabeza, pueda hacerse realidad.

Todos queremos que nuestra boda o evento, sea el más recordado

Lo que está claro es que en la planificación de una boda, surgen cantidad de imprevistos e impedimentos que te hacen más complicado llevar a cabo la idea que tienes en mente, pero con la organización y la ayuda necesaria, se puede conseguir.

Aspectos como el look, los invitados, el “picoteo” de antes, el menú y la fiesta posterior son los puntos fuertes, aquellos en los que no se puede fallar si queremos que el día de nuestra boda, sea un día de ensueño.

Hoy queremos repasar contigo los principales aspectos en los que se fijan los invitados a los eventos, sobre todo a las bodas para que puedas prestar una especial atención, y lograr de este modo una fiesta inolvidable.

Qué aspectos tienen en cuenta los asistentes a nuestro evento

1. El vestuario de los novios… ¿A quién queremos engañar? Todo el mundo se fija en el vestido de la novia

Seamos sinceros. El novio puede ir más o menos acertado, sus amigos harán algún chiste sobre lo raro que es verlo vestido de traje, y la madre y la abuela sollozarán entre lágrimas de alegría y orgullo, pero la palma se la lleva la novia. Todo el mundo se fija en su vestido, y es uno de los temas de conversación estrella. He visto a cuñados con un calcetín de cada color, hacer comentarios sobre el vestido de la novia que ni el mismísimo David Delfín. Mucho ojo.

Un consejo es que te tomes el tiempo necesario para decantarte por un vestido. Escucha opiniones sinceras y de gente cercana, pero principalmente escucha la tuya propia, y elige uno con el que te sientas cómoda.

2. El picoteo previo al gran banquete

He de confesar que es una de mis partes favoritas en cualquier boda a la que asisto. Un momento que, por su concepción, se presta a comentar la jugada. En un espacio abierto y cómodo, los invitados a la boda comparten unos minutos de conversación mientras un carrusel de auténticas delicias va pasando por delante, con la opción de comer lo que queramos, las veces que nos apetezca.

En este punto es un detalle informarse si entre los invitados hay algún vegetariano, celíaco o cualquier otro invitado con alguna particularidad en su dieta, y ofrecer una alternativa correspondiente. Ganarás muchos enteros y por lo demás, mientras los comentarios no se quejen del servicio, o de la cantidad de alimento, podrás decir que has salido triunfadora del “picoteo” pre-banquete.

3. La barra libre

Este es un aspecto fundamental de cualquier boda, por eso tendrás que dejar bien claro con el restaurante, que quieres barra libre de alcohol hasta la hora pactéis. Te recomendamos que escojas un restaurante que cuente con los principales tipos de bebidas, y si además puede poner la guinda con algunos cócteles sencillos como mojitos o margaritas, ¡chapeau!

A colación de la barra libre surgirá el tema del transporte. Si el restaurante se encuentra alejado del centro, lo mejor es poner un mini-bus disponible para acercar a quien haya tomado unas copas de vuelta a la ciudad sanos y a salvo.

4. Los modelitos de los invitados

Este es un aspecto sobre el que los novios, protagonistas en la boda se pueden desentender al completo, pues queda totalmente fuera de su alcance.

Lo que sucede es que, ya sabemos cómo es el ser humano, situaciones como eventos de etiqueta son un maravilloso caldo de cultivo para que las críticas empiecen a brotar, como las flores en primavera. Se pueden dar situaciones dramáticas como que dos chicas repitan vestido, pamela ¡o incluso complemento!

El tema del vestuario en las bodas es algo muy serio para las mujeres, y una materia totalmente incomprensible para la mayoría de hombres, que si tienen suerte de darse cuenta de que el cuñado lleva un calcetín de cada color, de inmediato mirarán los suyos para comprobar si les ha pasado lo mismo.

5. A quién le cae el ramo de la novia

Últimamente, parece que está de moda que sea la novia quien escoja a una amiga, una hermana o prima con novio y a las puertas del casamiento, para brindarle un ramo que parece que grita: ¡Tú eres la próxima!

6. La música que suena

Es verdad, que no todos los grupos de amigos y familiares son tan quisquillosos con la música que suena, pero en general, este es un tema que se lleva muchas horas de conversación.

Intentar hacer una selección de estilos que guste a todo el mundo, o escoger un hilo musical de canciones que acompañen al contexto de la boda es todo un arte. En nuestro blog puedes encontrar algunas playlist específicas que seguramente te servirán de inspiración pero como consejo, te recomendamos que encuentres un restaurante capaz de dejar en tus manos la elección de la música.

7. Las fotos con los novios

Como ya sabes, este es un momento un poco “paliza” para los novios, que cansados y hambrientos, deben dejar sus platos llenos para pasear por las mesas haciéndose fotos con los invitados. Para disfrutar este momento lo mejor es ver el lado bueno, y aprovechar para saludar a todo el mundo, cosa que el cóctel de antes, quizás no se pudo.

Para quitar protagonismo a las fotos oficiales, últimamente está muy de moda poner un photo-call junto a la zona de baile, para que la gente en pleno “jolgorio” se haga fotos con disfraces, pelucas y todas las malas ideas que se te pueden ocurrir en un contexto libertino como este.

8. El precio

Y parece mentira que esto sea algo de lo más comentado, puesto que es un evento al que la gente acude invitada. Pero no lo podemos resistir, del mismo modo que comentamos la calidad del jamón, nos lanzaremos a la piscina a la hora de apreciar lo caro que ha podido salir el evento.

¿Habrá recuperado el dinero con los sobres de los invitados? ¿Cuánto le habrá costado toda esta fiesta? Son las típicas preguntas. No dejes que te afecten, deja que intenten adivinarlo y no entres al trapo.

Este es un día para disfrutar, y todos estos aspectos son los más comentados, pero ninguno se queda con la esencia final de lo que es una boda, y es que los que más contentos tienen que estar son los novios.

Empieza una nueva etapa en la vida y una boda de ensueño, en un restaurante que ponga todos sus medios para lograrlo es el último peldaño a superar. Entra en 10Restaurantes.es y empieza a planificar ya tu gran día. Contamos con más de 1.500 restaurantes especializados en eventos.

Quiero recibir presupuestos de restaurantes para mi boda

Acerca del autor

Equipo 10Restaurantes

Web líder con más de 1.500 restaurantes especializados en todo tipo de eventos, conectamos a grupos de clientes con restaurantes, el cliente envía su petición y recibe propuestas personalizadas de los restaurantes...¡fácil, rápido y gratis!

Escribe tu comentario

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>